LA LEYENDA DEL BUNYIP Y LOS CISNES NEGROS

De entre los monstruos que pueblan los mitos y las leyendas de Australia, existen algunos que verdaderamente pueden reclamar lealtad a la dinastía del dragón. El más popular es el bunyip – una bestia de agua dulce de potencial proteico, pues hay testigos que lo han comparado con una foca, una potra, un emú, una vaca marina, un bulldog e inevitablemente, un dragón.

 

photo_2019-12-31_07-18-46 (2)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

 

 

the-bunyip

Australia, dentro de su enorme territorio, dispone como otros muchos países de sus propias historias y leyendas protagonizadas por míticos animales misteriosos.

A uno de ellos sin duda la tradición popular le ha hecho merecedor de la fama más aterradora. Estoy refiriéndome al legendario Kianpraty, bastante más conocido como “Bunyip”. Este nombre procede de la palabra aborigen banib, que significa demonio.

No existe unanimidad en las fuentes para conseguir una descripción uniforme de esta bestia, pues se ha dicho que recuerda a animales tan dispares como una foca, un hipopótamo, un casuario (un primo australiano del avestruz), un caballo, un cocodrilo o incluso un dragón. Tampoco hay uniformidad en su coloración que se describe variando entre tonos marrones a verdes, llegando a ser descrito como iridiscente.

Lo que sí parece claro es que se trata de un ser con un modo de vida típicamente anfibio, siendo su hábitat natural las zonas pantanosas y los cauces y remansos de los ríos.

bunyip

Se le atribuyen poderes sobrenaturales, como los que le otorga la leyenda aborigen que explica cómo en venganza por haber robado una de sus crías, una madre Bunyip atacó un poblado para recuperarla y acabó por convertir en cisnes negros a todos sus habitantes.

Aunque su auténtica mala fama viene dada por sus fieros instintos depredadores, que lo hacen esperar emboscado por las noches el paso de cualquier animal o incluso persona que pueda servirle de cena, mostrando al parecer especial debilidad por las mujeres. Por si fuera poco se dice que posee una gran voracidad, por lo que frecuentar sus dominios tras la puesta de sol no es nada seguro.

Bunyip.-Interpretación-300x240

Incluso la tradición advierte de que sus agudos y aterradores chillidos son capaces de coagular la sangre de quien los escuche demasiado cerca. Otro motivo para querer estar lejos es que además estar en su proximidad puede producir diversas enfermedades.

De hecho, hay determinadas zonas concretas que los aborígenes evitan recorrer de noche y aconsejan a los turistas hacer lo propio. Y a lo largo de los años se le ha culpado en más de una ocasión de algunas desapariciones de personas que nunca aparecieron y que supuestamente por tanto, acabaron entre sus fauces.

Hay especialmente dos lagos, el lago George y el lago Bathurst, ambos en el estado de Nueva Gales del Sur, en cuyos alrededores se han dado más incidentes extraños a lo largo del tiempo.

Fue también en el cauce de un río en ese estado donde se encontró hacia 1805 un extraño cráneo que ocasionó tremendas dificultades a los naturalistas de la época para su catalogación y estuvo siempre envuelto en controversia. Para algunos se trataba simplemente de un fraude, mientras que otros lo asociaban a una vaca o similar y no faltaron tampoco los que afirmaron que era la primera prueba palpable de la existencia del Bunyip.

El caso es que el cráneo en cuestión acabó siendo expuesto en el Museo de Sidney, pero no aguantó mucho en su urna ya que a las pocas semanas de su presentación desapareció de allí de forma misteriosa sin que fuera vuelto a ver ni se lograra aclarar cuál fue su destino.

criptozoologia

Fue durante esos años y los siguientes hasta casi finales del siglo XIX cuando se produjeron la mayor cantidad de posibles encuentros con el Bunyip, si descontamos claro está, aquellos recopilados durante siglos por los aborígenes y transmitidos en sus tradiciones.

Durante el siglo XX fueron comentadas algunas apariciones a finales de los años 40 y sobre todo una en 1970, cuando un ganadero disparó sin alcanzarlo contra un extraño ser que describió del tamaño de una vaca, peludo y con orejas de cerdo. Ese suceso coincidió con la misteriosa desaparición de otros dos ganaderos en la zona, lo que desató por un tiempo el miedo entre los lugareños que culparon al Bunyip visto de haber acabado con los desaparecidos, que pese a la búsqueda posterior ya no fueron encontrados. Esto ocurrió en las proximidades del lago Lismore, también en Nueva Gales del Sur, cerca ya de la frontera con el vecino estado de Queensland.

bunyip-leyenda

Desde entonces parece que el mítico ser ha ido borrándose poco a poco de la actualidad, lo que no quita para que de cuando en cuando salte aún a las noticias locales algún nuevo caso de un extraño avistamiento que pudiera estar protagonizado por la misteriosa criatura.

Lógicamente se ha intentado buscar alguna equivalencia razonable entre las especies conocidas que pudiera ayudar a clasificar e identificar al escurridizo animal, pero tampoco se han logrado grandes avances habida cuenta, como ya dije, de lo variado de las descripciones aportadas tanto por los testigos como por las tradiciones populares.

No obstante hay dos teorías que cuentan con más partidarios, aunque por supuesto no expliquen todas las supuestas descripciones, y que relacionan el Bunyip con dos especies animales típicamente australianas pero ya extinguidas. Se trataría así, según dichas teorías, de un descendiente que habría logrado hacer sobrevivir a su especie, sin descartar que por evolución pudiera haber desarrollado alguna característica diferente o adicional.

LEYENDA:

bunyip-1

Atrás en los distantes días lejanos de la Edad del Sueño, el hijo del líder de una atrevida tribu guerrera se puso en marcha un día en busca de un presente para una doncella.  No bastaba con algo corriente; las horas pasaban, hasta que llegó a una gran charca en la que retozaba felizmente un pequeño animal asombroso. Usando su red, el joven capturó pronto a la extraña bestia.

Por la forma, recordaba a un ternero o a un potro, pero su cabeza era parecida a la de un bulldog, con un hocico desafilado y amplias fauces repletas de diminutos dientes. Su cola con aletas era larga y aplanada, sus ojos brillaban como antorchas, y su cuerpo estaba recubierto con un mosaico de escamas iridiscentes. Deleitado, el joven volvió a casa con este maravilloso animal.

Sin embargo, el sabio líder de la tribu quedó horrorizado. Le ordenó a su hijo que volviera a llevar al animal a la charca, pues se trataba de un cachorro de bunyip, y cualquiera que se precipitara a raptar uno de ellos tendría que enfrentarse pronto con la terrible cólera de su madre.

Pero ya era demasiado tarde. Un espantoso rugido como el de todas las tormentas de relámpagos del verano a la vez hizo eco por la tierra, y la gente temerosa vio que los ríos y los lagos se habían levantado, sumergiendo los valles y las llanuras en una inundación completamente arrolladora. En un éxodo desesperado, la tribu salió corriendo a las montañas, pero el hijo del líder aún no había renunciado al pequeño dragón de agua.

De repente, una enorme sombra negra cayó sobre la gente que huía. Era el bunyip madre, una inmensa imagen de escamas brillantes, dientes rapaces y una rabia de reptil monstruosa.

Finalmente, dándose cuenta de su desmesurada locura, el joven abrió los brazos para liberar al cachorro de bunyip – pero ya no eran brazos. Se habían convertido en un par de alas con plumas. Dio un grito de terror, pero su grito no era el de un hombre. En su lugar, era el triste graznido de un extraño nuevo pájaro con cuello largo y delgado, pico rubí y plumaje tan negro como la sombra de la madre bunyip. Miró a sus compañeros y vio que también estaban transformados.

Al fin, la madre bunyip volvió con su cría, y las aguas volvieron a su antiguo nivel, dejando atrás lo que una vez había sido una tribu de humanos, pero que ahora era una bandada de cisnes negros, la primera que se había visto en el mundo.

No obstante la falta de datos identificativos claros, el Bunyip está tan arraigado en las tradiciones del país que la propia web oficial del gobierno australiano incluye referencias a leyendas populares que hablan de la criatura, por no citar también que la Biblioteca Nacional tiene una exposición itinerante sobre el tema que por temporadas sale a recorrer el país o incluso puedo comentar que el servicio oficial de correos puso en circulación una tirada de sellos conmemorativos con algunas imágenes del Bunyip, representándole, eso sí, con algo menos de fiereza de la que le atribuyen las leyendas.

 

Misterio 51 Programa T3x28 Espiritualidad Conceptos, Relatos Y Leyendas, Cuenca Misteriosa.EN MI SECCIÓN: LEYENDAS Y MISTERIOS DE ANTONIO CENIZA OS HABLO DE: LA LEYENDA DEL BUNYIP Y LOS CISNES NEGROS, minuto: 58:28

92245783_10206950422994790_7963182598748897280_n

PINCHAR ENLACE DE ABAJO PARA ESCUCHAR O DESCARGAR EN IVOOX:

https://www.ivoox.com/49760021

Descripción de Misterio 51 Programa T3x28 Espiritualidad Conceptos, Relatos Y Leyendas, Cuenca Misteriosa..mp3

 

 

 

 

 

FDO: ANTONIO CENIZA

photo_2020-01-27_07-56-02
mi-firma
photo_2019-11-15_11-27-24
 
 
 
 
 
 
PÁGINA WEB: ANTONIO CENIZA
photo_2020-01-21_22-22-10
PÁGINA WEB: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
74584423_2672196189506422_8818045042439487488_o
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS DE LAS NOCHES GALLEGAS PODCAST RADIO
photo_2019-11-15_19-27-45
PÁGINA FACEBOOK
BRUJERÍA.PARANORMAL.INVESTIGACIONES.MAR. B.P.I.M. 
photo_2019-11-15_11-28-23
PÁGINA FACEBOOK
MISTERIOS , LEYENDAS DE GALICIAY ASTURIAS
PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA:
PÁGINA FACEBOOK: LOBO BLANCO, MANU GENZOR FOTOGRAFÍA
PÁGINA FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO (G.I.M.G)
photo_2019-11-15_19-29-32
BLOG MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS:
photo_2019-11-15_11-28-43
BLOG: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA
photo_2020-01-22_09-39-11
BLOG BRUJERÍA PARANORMAL INVESTIGACIONES MAR
photo_2019-11-15_11-28-23
GRUPO DE FACEBOOK: MISTERIOS Y LEYENDAS 777:
photo_2019-11-15_11-28-04
GRUPO FACEBOOK: MARIN&MARIN INVESTIGACIONES Y LEYENDAS:
photo_2019-11-15_11-28-08
GRUPO FACEBOOK: VIVENCIAS DEL MAS ALLÁ MAR:
photo_2019-11-15_11-28-12
GRUPO DE FACEBOOK: LEYENDAS MISTERIOS Y VIVENCIAS DEL MÁS ALLÁ:
photo_2019-11-15_11-28-18
GRUPO FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO – G I M G
77287248_157239765662025_4409008422989594624_n
BLOG DE ANTONIO CENIZA:

 

 

https://www.misterioanimal.com/

https://www.taringa.net/+paranormal/

https://aliciamujico1975uy.wordpress.com/

https://tierra-leyendas.blogspot.com/

https://creepypastazone.blogspot.com/

EL HOMBRE-RANA DE LOVELAND

Loveland es una pequeña localidad de Ohio en Estados Unidos. Una leyenda urbana cuenta que en numerosas ocasiones se les ha aparecido un extraño animal con cabeza de rana y cuerpo de humano, a los habitantes del lugar. 

foto leyendas del mundo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

Encuentro con el hombre-rana:

Loveland, Ohio, E.E.U.U. Una noche de Marzo de 1972 dos agentes de policía salieron a controlar la carretera. Circulaban poco a poco, ya que la calzada aún tenía restos de hielo. De pronto, algo apareció ante el coche. Los agentes creyeron que era un perro grande porque iba a cuatro patas. Cuando la criatura se vio iluminada, se incorporó y mostró su verdadero aspecto a los policías: se trataba de un ser de entre 1 metro y 1’50 metros  con un aspecto casi humano, exceptuando su piel de color gris y de aspecto áspero.

Hombre rana

El encuentro con ese ser dejó a los agentes sin palabras, pero lo que más les aterrorizó fue su rostro. Sus facciones eran, sin lugar a dudas, las de un reptil o un anfibio. Tenía los ojos muy grandes, con el final algo rasgado y carecía de labios.

La criatura huyó despavorida y se ocultó bajo las aguas del río Little Miami, dejando a los agentes en estado de shock tras lo que habían presenciado.

¿Habían visto realmente a un hombre-rana?

Al día siguiente, los dos hombres salieron a comprobar si el híbrido había dejado algún rastro o si había sido producto de su imaginación. Sus temores se confirmaron al encontrar las huellas de la inquietante criatura.

La historia no acabó aquí. Unos días más tarde, otro policía se encontró a plena luz del día con «la criatura». El agente en cuestión conducía tranquilamente por las carreteras adyacentes al río Little Miami, cuando vio el cuerpo de lo que parecía un perro tirado en la cuneta. El hombre salió del coche y se dispuso a retirar el cadáver del pobre animal, pero lo que encontró no era ningún tipo de can, sino «el hombre rana«. La visión de aquel ser inerte, medio hombre medio reptil,  le heló la sangre. De repente, la criatura despertó. Miró al policía con sus ojos de anfibio y huyó despavorido hacia el río. El agente, abrumado por el miedo, disparó al ser, pero erró el tiro.

 

Tiempo después, algunos vecinos de Loveland afirmaron haberse topado con el hombre-rana, pero, igual que apareció misteriosamente, desapareció sin dejar rastro. No quedó otra opción que cerrar el caso sin encontrar una explicación lógica.

El hombre-rana y la tribu de los «shawnee»

Es curioso descubrir la presencia del hombre-rana en leyendas tan antiguas como las de  los Shawnee – una tribu india que antiguamente poblaba la zona de Loveland (Ohio) y, según parece, los alrededores del Río Little Miami-.

Los Shawnee cuentan la historia del «shawnahooc» o «Demonio de Río«, que surgió del río Little Miami. Según la tradición, un grupo de shawnees estaba de caza cuando, de pronto, cerca de la orilla del río, avistaron una enorme criatura parecida a un lagarto o a una rana. Los indios dispararon flechas a la criatura, aterrorizados. Sin embargo, la «bestia» no sufrió ningún daño. Lo único que hizo fue erguirse, igual que un humano, mirarles desafiante y sumergirse en el río.

Hombre rana metamorfosis

Los shawnee enviaron un grupo con los mejores cazadores para eliminar al monstruo, pero éste nunca volvió a aparecer. Algunos interpretaron que se trataba de un demonio que, al verse perseguido por los shawnee, decidió desvanecerse. Otros pensaron que era un espíritu que protegía el río y el valle.

No se volvió a saber del «shawnahooc» o hombre-rana hasta el encuentro, antes mencionado, de los agentes de policía de Loveland.

shawnee indio

Por el momento, el misterio del hombre-rana sigue sin resolverse. ¿Sería una rareza evolutiva o un experimento gubernamental?

 

 

 

 

 

FDO: ANTONIO CENIZA

leyendas-del-mundo

mi-firma

PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO:

leyendas del mundo icono

https://www.facebook.com/ldmceniza777/

PÁGINA DE FACEBOOK:
MISTERIOS,LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS :

misterios de galicia y asturias icono

https://www.facebook.com/antonioceniza777/
BLOG MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS:

icono blog de galicia y asturias

 

https://misteriosleyendasdegaliciayasturias.wordpress.com/
BLOG LEYENDAS DEL MUNDO:

icono blog de leyendas del mundo

https://leyendasceniza.wordpress.com/

GRUPO DE FACEBOOK: MISTERIOS Y LEYENDAS 777:

TextOnPhotos (3)

https://www.facebook.com/groups/790433357812244/

GRUPO FACEBOOK: MARIN&MARIN INVESTIGACIONES Y LEYENDAS:

mar marin grupo

https://www.facebook.com/groups/582920105403436/

GRUPO FACEBOOK: VIVENCIAS DEL MAS ALLÁ MAR: 

VIVENCIAS

https://www.facebook.com/groups/136496283684951/

GRUPO DE FACEBOOK: LEYENDAS MISTERIOS Y VIVENCIAS DEL MÁS ALLÁ:

LEYENDAS Y VIVENCIAS

https://www.facebook.com/groups/1855318097841675/
FUENTES:

https://supercurioso.com/

https://infinitomisterioso.blogspot.com/

https://sculli522.blogspot.com/

https://www.taringa.net/

https://mundooculto.es/

https://es.sott.net/article/

https://nizcae.blogspot.com/

https://enciclopediadelmisterio.fandom.com/

https://asusta2.com.ar/

http://grimoriodebestias.blogspot.com/

LA BESTIA DE GÉVAUDAN, UN CRÍPTIDO DEVORADOR DE HOMBRES

Un críptido es un animal «oculto», un ser cuya existencia la ciencia no ha podido probar y de estos misteriosos animales se ocupa una pseudociencia llamada criptozoología. «Cripto» significa oculto, «zoos» animal y «logos» ciencia. Esta disciplina busca a esos animales que se consideran extintos o simplemente desconocidos y tiene poca consideración por parte de los científicos que cree que sus búsquedas se basan en leyendas o en el folclore.  En esta ocasión queremos conocer el caso de la Bestia de Gévaudan, un críptido devorador de hombres.

 

photo_2020-01-27_07-55-54

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

La Bestia de Gévaudan, la devoradora de hombres:

Durante tres años la Bestia de Gévaudan sembró el terror en el sur de Francia. Entre 1764 y 1767 se registraron 210 ataques de los que más de un centenar tuvieron un resultado de muerte. La Bestia fue descrita como un animal mezcla de lobo y perro gigante del tamaño de una vaca, con grandes colmillos y una cola larga y rizada como de león. Una de sus habilidades era saltar distancias superiores a los 10 metros. Las víctimas solían aparecer con las gargantas destrozadas y parcialmente devoradas. El rey de Francia, ante el temor que se apoderó de los lugareños, mando tropas para acabar con la Bestia de Gévaudan, pero sin éxito.

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Ubicación del departamento de Lozère en Francia)

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Mapa de Gévaudan y sus alrededores)

Primeros ataques:

La primera persona atacada por la bestia fue una vaquera que vivía cerca de Langogne, pero en ese momento unos bueyes se aproximaron a ella e hicieron huir al feroz animal. Como resultado solo fue desgarrada la ropa de la mujer. La primera víctima oficial fue Jeanne Boulet, una joven de 14 años, muerta el 30 de junio de 1764, en el pueblo de Hubacs (cerca de Langogne), en la parroquia de Saint-Étienne-de-Lugdarès en Vivarais.

 

 

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: El primero de julio de 1764, fue enterrada Jeane Boulet, sin sacramentos, siendo asesinada por una bestia feroz, en presencia de Joseph Vigier y Jean Reboul)

 

 

La víctima fue enterrada “sin sacramentos”, no habiendo podido confesarse antes de su muerte. Sin embargo existe un registro del día de su muerte en la que el párroco dice que ella fue víctima de la bestia feroz, lo que sugiere que no fue la única víctima, pero si fue la primera documentada.​

La segunda víctima fue reportada el 8 de agosto, tenía también 14 años y vivía en la aldea de Masmejean, parroquia de Puy-de-Laurent.Tanto esta como la otra murieron en la ciudad de Allier. Las siguientes, desde finales de agosto hasta septiembre, fueron asesinadas en los alrededores de la selva Mercoire.​

El administrador de la Diócesis de Mende, Etienne Lafont, que se encontraba en Marvejols a finales de agosto, decidió enviar a ese lugar a unos cazadores, dirigidos por el señor Mercier, como ayuda debido a que ya se acercaban a Langogne. Sin embargo, pronto Lafont se dio cuenta de que estas cacerías eran insuficientes, por lo tanto, advirtió de la situación al señor de Saint-Priest, al intendente de Languedoc y al conde de Montcan, gobernador de la provincia. Es este último quien dio la orden al capitán Duhamel, que se encontraba en Langogne con sus dragones, de que lleve a cabo la misión de conducir las operaciones para cazar a la bestia.

Duhamel:

A partir del 15 de septiembre, el capitán Duhamel y sus dragones comenzaron su cacería.​ No estaban solos, sino que los campesinos se armaron y se dispusieron para ayudarlo. Ese año había cuatro compañías de dragones, voluntarios de Clermont, estacionados en Pradelles o Langogne y comandados por Duhamel, el capitán y asistente mayor. Estos soldados estaban presentes en los alrededores de la región de Cevennes, debido a conflictos con los camisards a principios del siglo (1702-1715). Durante las muchas cacerías llevadas a cabo en el bosque de Mercoire, la bestia nunca apareció, incluso se dice que huyó rápidamente de esa zona, debido a ellas. Luego se traslada a los confines de la Margeride y Aubrac, a principios de octubre.

El 7 de este mes, una joven fue asesinada en el pueblo de Apcher, parroquia de Prunières, y su cabeza se encontró ocho días después. Al día siguiente, un vaquero de 15 años fue atacado cerca de La Fage-Montivernoux. Ese mismo día, la bestia atacó a otro vaquero, entre Prinsuéjols y el castillo de la Baume, propiedad del conde de Peyre. Sin embargo, el muchacho se refugió entre sus vacas, para lograr esconderse de la bestia. Poco después, los cazadores que salían de un bosque cercano se dieron cuenta de que la bestia todavía estaba al acecho del joven. ​ Dos de los cazadores dispararon a la bestia, que en dos ocasiones cayó y se levantó. Nadie pudo atraparla, de modo que huyó hacia el bosque. La caza, que fue organizada para el día siguiente, también resultó un fracaso. Dos campesinos dijeron que habían visto al animal salir cojeando durante la noche. Así, por primera vez, la Bestia fue herida.​ En octubre de 1764, la Bestia dirigió sus ataques al Sur, siendo la responsable de la muerte de María Solinhac, atacada en Brouilhet, en la ciudad de Hermaux.

La Bestia de Gévaudan, un críptido devorador de hombres

El 2 de noviembre, Duhamel y sus 57 dragones salieron de Langogne, para instalarse en Saint-Chély, en la posada de Grassal.​ Sin embargo, el 11 de noviembre ellos pudieron realizar su primera cacería, debido a la nieve. Al ver la falta de resultados de las cacerías hasta esa fecha, los estados de Languedoc se reunieron el 15 de diciembre, y propusieron una recompensa de 2.000 libras a quien matara a la bestia. Después de esto, cinco personas más murieron y uno de estos ataques le fue atribuido a la Bestia, durante el mes de diciembre.​

La batalla de Portefaix:

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Ilustración del combate de J. Portefaix y sus acompañantes contra la Bestia. Bibliothèque nationale, Histoire de France, 1764)

Antes de la llegada de los Denneval, el 12 de enero, la bestia atacó a siete niños de Villaret, parroquia Chanaleilles. La lucha y el valor que pusieron los pastores jóvenes quedaron demostrados en los archivos anuales. Desde la aparición de la bestia, se recomendó no enviar a los niños solos a cuidar el ganado. El ganado en esta región estaba compuesto de vacas y ovejas. Sin embargo, los hombres estaban a menudo ocupados con el trabajo agrícola. Para evitar la situación desventajosa que tenían los niños, se formaron grupos de jóvenes para el cuidado de los animales.

Este es el caso de los siete hijos de Villaret, cinco varones y dos niñas de entre ocho y doce años de edad. La bestia los atacó, girando en torno a los niños que tenían una posición defensiva. Se apoderó de uno de los chicos más jóvenes, pero los demás lograron pinchar a la bestia con la ayuda de palos, hasta que lo soltó. Aun así, tuvo tiempo para devorar una parte de la mejilla derecha de su víctima. Luego volvió al ataque, sosteniendo a Joseph Panafieu, el más joven, por el brazo y se lo quería llevar. En ese momento, uno de los jóvenes sugirió huir, mientras la bestia estaba ocupada, pero otro, Jacques André Portefaix, dijo lo contrario. A continuación, se apresuraron a rescatar a su desafortunado compañero, tratando de picar los ojos de la bestia. Encontraron la forma de hacerlo y logran que la bestia lo deje ir. Luego, debido a los gritos, llegó un grupo de hombres, pero la bestia huyó a un bosque cercano.​

El señor de Saint-Priest informó al Sr. Averdy de esta lucha y como premio por su valentía, el rey se ofreció a pagar la educación de Jacques Portefaix. De este modo, el 16 de abril de 1765, Portefaix fue admitido en los “Hermanos de la Doctrina Cristiana”, de Montpellier. Allí permaneció hasta noviembre de 1770, fecha en la cual entró en la Escuela Real de Artillería de Corps. Después, se convirtió en teniente con el nombre de Jacques-Villaret, y murió 14 de agosto de 1785, a la edad de 32 años.

La llegada de los Denneval:

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Grabado publicado en 1840 en el Journal des chasseurs. Ilustración del combate de Jeanne Jouve)

 

El 17 de febrero de 1765 los Denneval llegaron a Clermont-Ferrand, donde fueron presentados al intendente de Auvernia, el Sr. Ballainvilliers. Al día siguiente estaban en La Chapelle-Laurent y dos días después en Saint Flour.​ A principios de marzo llegaron a Gévaudan.

En ese mes de marzo se escuchó el testimonio de la lucha heroica de Jeanne Jouve por salvar a sus hijos.​ Jeanne Chastang, la esposa de Pierre Jouve vivía en Vessière (St. Albans). El 14 de marzo a mediodía se encontraba fuera de su casa con tres de sus hijos. De repente, alertada por un ruido, se dio cuenta de que su hija de 9 años de edad acababa de ser capturada por la bestia, la cual había pasado encima de un muro. Al ver esto, Jeanne Jouve se lanzó sobre la bestia y se las arregló para que soltase a su hija.

 

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Fuente en Aumont-Aubrac, donde la Bestia posa con el escudo de armas de la ciudad)

 

La bestia vino a atacar a la más joven de sus hijos, una niña de catorce meses, pero no alcanzó a tomarla porque la madre la protegió. Luego, la bestia se arrojó sobre el otro niño, Jean-Pierre, de 6 años y lo agarró del brazo. Jeanne Jouve se lanza nuevamente sobre la bestia. A ello siguió una larga batalla, donde Jeanne Jouve fue lanzada al suelo repetidas veces, entre arañazos y mordidas. Finalmente, la bestia suelta a Jean-Pierre y se las arregla para escapar, pero poco después, se encuentra con los dos hermanos mayores, los cuales, ya se preparaban para llevar a las ovejas a pastar. Fueron capaces de liberar a su hermano menor y la bestia huyó. Sin embargo, Jean-Pierre, sucumbió debido a sus graves heridas varias horas después. Como recompensa por su acto heroico, Jeanne Jouve recibió 300 libras como gratificación de parte del rey.​

Los Denneval se establecieron en Gévaudan. A su llegada, querían que la cacería fuera exclusiva para ellos y para lograr esto debían eliminar a Duhamel. A continuación, hablaron con monsieur Averdy, el 8 de abril. Duhamel y sus dragones debieron abandonar el país para su nuevo destino en Pont-Saint-Esprit. Sin embargo, los Denneval tardaron mucho en iniciar la cacería. La primera intervención fue el 21 de abril. El objetivo parecía ser traer a la bestia a Prunières, bosques pertenecientes al conde de Morangiès. Pretendían acercarse a la bestia, pero ésta pudo escapar sin que pudiesen disparar.

En abril de 1765, la historia de la bestia se extendió por toda Europa. Le Courrier d’Avignon relata que los periodistas británicos se burlaban del hecho de que no se podía matar a un solo animal. Mientras tanto, el obispo y los comisarios se enfrentaban a una afluencia masiva en el correo. Las personas de toda Francia proponían métodos extravagantes para vencer a la bestia.

La Bestia de Gévaudan, un críptido devorador de hombres

El 1 de mayo, la bestia se encontraba cerca del bosque de Rechauve, entre el Malzieu San Alban. Mientras se preparaba para atacar a un joven pastor, un hermano Marlet, de la aldea de La Chaumette, ubicada al sureste de St. Alban, la vio desde la ventana de su casa a unos 200 metros de distancia. A continuación, advirtió a sus dos hermanos y a todos los que estuviesen dispuestos a armarse, para salir de la casa. La bestia habría recibido dos disparos y habría caído, pero aun herida, logra escapar. Al día siguiente, Denneval, fue al sitio y continúa a lo largo, en compañía de veinte hombres. Todo el mundo pensaba que la bestia había sido herida de muerte, pero el anuncio de que una mujer fue atacada y muerta por la tarde en la parroquia de Venteuge los desengañó.

El día después de la caza, el marqués Pierre-Charles de Morangiès escribió una queja al presidente de la comunidad Etienne Lafont Denneval, en la que decía: “El Sr. Denneval llegó haciendo tanto alarde y como de costumbre, el resultado fue penoso. Usted que es un político, está obligado a revelar la desfachatez de ellos, que de cazadores solo tienen la figura”. El 18 de mayo, Morangies hizo una nueva carta de queja a Lafont, sobre la cacería sin éxito de Denneval. El 8 de junio, bajo las órdenes del rey François Antoine, el portador de arcabuz de su majestad, salió de París hacia Gévaudan. Fue acompañado por su hijo menor, Robert François Antoine de Beauterne, y también por ocho capitanes de la guardia real, seis guardas de caza, un sirviente, y dos detectives.

Antoine sustituye a Denneval:

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Monumento en Auvers que representa el combate de Marie-Jeanne Valet)

 

El 20 de junio llega a Saint-Flour, con autorización del Rey, el cazador real Antoine. Se trasladó a Malzieu el 22 de junio donde Antoine y sus hombres se aliaron con Denneval ejecutando diferentes cacerías. Sin embargo, pronto surgieron diferencias no poniéndose de acuerdo en la conducción de la misión, razón por la cual, Denneval tuvo que salir del país el 18 de julio por orden de Rey. Para Antoine, la Bestia no era más que un simple lobo, en uno de sus escritos dijo: “las huellas obtenidas no ofrecen ninguna diferencia con las de un lobo grande”.​ La cacería se ve dificultada por la geografía del país y por lo tanto trae nuevos perros como refuerzo.​ También recibe la ayuda del conde de Tournon, un caballero de Auvernia.

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Una mujer es atacada por la Bestia. Parte de una pintura titulada: Representación de la feroz Bestia como una hiena», Bibliothèque Nationale. Recueil Magné de Marolles. Sans date)

 

El domingo 11 de agosto se organizó una gran cacería. Sin embargo, esta fecha no está en la historia por este hecho, sino, por la hazaña lograda por “la Dama de Gévaudan”. Marie-Jeanne Valet, de 20 años, sirvienta del cura de Paulhac.

 

Puccelle

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Marie Jeanne Valet La Puccelle)

 

Ella tomó prestada, junto con otras campesinas, una escalerilla para cruzar un pequeño arroyo, pero inmediatamente, son atacados por la bestia. Las otras retroceden, pero la bestia se abalanza sobre Marie-Jeanne. Entonces, ella le clavó su lanza en el pecho. La Bestia cayó al río y desapareció en el bosque. La historia llega rápidamente a Antoine, quien fue a la escena para ver la lanza que estaba cubierta de sangre, y que los restos encontrados fueran similares a los de la Bestia. En una carta dirigida al ministro él la llama “Doncella de Gévaudan”.

Los Chastel encarcelados:

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Un cazador en busca de la Bestia)

 

Unos días más tarde, el 16 de agosto, se produce un evento que podría permanecer en el anonimato si no hubiera estado ligado a la familia de Chastel, en donde Jean, el padre, es reconocido como el asesino de la bestia. Hasta ese momento, una caza en general se organizó en el bosque Montchauvet. Jean Chastel, y sus dos hijos, Pierre y Antoine, participaron. Dos de los guardabosques de François Antoine Pelissier y Lachenay, fueron a su lado y le preguntaron su opinión sobre el terreno, antes subir a caballo, en un camino de hierba, entre dos bosques.​ Ellos quieren asegurarse de que no se trata de pantanos, en complicidad, los Chastel garantizan la seguridad de este terreno, entonces Pelissier se confía, e inmediatamente su caballo se quedó atascado y luego fue lanzado. Con dificultad se las arregla y con la ayuda de Lachenay, logra salir del pantano, mientras que los Chastel se reían de la situación. Los dos guardas de caza toman al más joven de los Chastel, para llevarlo a François Antoine.

El anciano y el padre toman a Lachenay y le exigen que libere al joven. Mientras Pelissier acude en su ayuda, él también estaba metido en este problema. Los guardabosques, por lo tanto se ven obligados a la retirada. Por la noche, ellos escriben un par de minutos para denunciar los hechos, y bajo la orden de François Antoine, los Chastel son detenidos y encarcelados en Saugues. La instrucción que se dio a los jueces y cónsules de la ciudad, por Antoine es: “No los dejes salir más que cuatro días, después de nuestra salida de esta provincia”. El hecho de que hubo una disminución de los ataques de la Bestia durante este período de reclusión, muestra según algunos autores, un vínculo entre la familia Chastel y la Bestia.

El lobo de Chazes:

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: François Antoine durante la cacería de Chazes. Cuivre chez Maillet à Paris, sans date)

 

 

Durante la segunda quincena del mes de septiembre, entre 20 o 21, François Antoine es advertido de que un gran lobo, tal vez la bestia, anda merodeando cerca del bosque de las damas de la Abadía de Chazes, cerca de St. Julien-des-Chazes. A pesar de que la bestia nunca había estado en ese lado del río Allier, Antoine decide dirigirse allí. Rodearon el área del bosque de manzanos, con la ayuda de 40 tiradores de Langeac. Y fue él, François Antoine, el que elimina al animal, el cual se encontraba a 50 pasos de él. Él dispara y la bestia cae, se levanta y lo ataca. El guardia Rinchard, que estaba cerca, tira a su alrededor y derriba al animal. Según los escritos de François Antoine, este animal no era más que un lobo de gran tamaño que pesaría unas 130 libras. A continuación, lo transportaron a Saugues, en donde sería disecado por el Sr. Baker, un cirujano de la ciudad. Según el informe oficial, varios testigos confirmaron que este fue el animal que los atacó. Entre los testigos estaban Marie-Jeanne Valet y su hermana.

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Presentación del cadáver de la Bestia por François Antoine ante la corte del rey Luis XV. Chez Mandare)

 

Casi inmediatamente después de la redacción del informe judicial, Antoine de Beauterne, el hijo, carga del animal en su caballo para ir a París. Sin embargo, paso por Saint-Flour para mostrárselo al señor Montluc. Llegó a Clermont-Ferrand en la noche. Allá él hizo embalsamar el animal. El 27 de septiembre, Antoine de Beauterne dejó Clermont y con el animal llegó a Versalles el 1 de octubre. El animal fue expuesto en los jardines del Rey. Mientras tanto, François Antoine y sus guardabosques se quedaron en Auvernia y continuaron con la caza en los bosques y en los alrededores de la abadía real de Chazes, lugar en donde, una loba y sus cachorros habían sido reportados. El último de estos cachorros fue asesinado el 19 de octubre. François Antoine y aquellos que lo acompañaban salieron del país el 3 de noviembre.

Oficialmente, la Bestia de Gévaudan está muerta, asesinada por el porta – arcabuz del Rey, François Antoine. Poco importaban los eventos siguientes, igualmente el lobo de Chazes era reconocido como la Bestia. Esto se confirmó en 1770 cuando François Antoine fue visto, portando un lobo moribundo, que simbolizó la bestia.

Nuevos ataques:

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Grabado de la Bestia atacando a una mujer)

 

El mes de noviembre se desarrolló, sin ningún ataque detectado. El pueblo comenzó a considerar que en realidad Antoine había acabado con el animal que había estado aterrorizando al país. En una carta fechada del 26 de noviembre, Lafont también indica al intendente de Languedoc: “No se oye hablar de nada en lo relacionado a la Bestia”.  Pero pronto, los rumores comenzaban a relatar los ataques presuntamente cometidos por la Bestia entre Lorcières y Saugues. Estos ataques son esporádicos hasta principios de 1766, y tanto Lafont como la gente no sabían si atribuir estos males a la bestia o a los lobos. Sin embargo, el 1 de enero, el señor de Montluc, en una carta al intendente de Auvernia, parece convencido de que la bestia ha reaparecido.​ Esto alerta al rey, pero él no quiere oír hablar de esta bestia, a la cual según su arcabuz, ya estaba muerta. A partir de ese momento, los periódicos comenzaron a dar informes de más ataques ocurridos en Gévaudan o al sur de la región de Auvernia.

Gevaudan

El 24 de marzo, los administradores de Gévaudan se encontraban en la ciudad de Mende. Etienne Lafont y el joven marqués de Apcher (defensor de envenenar a los cadáveres de los perros y llevarlos a los pasajes habituales de la Bestia). Los ataques también se incrementaron durante el mes de marzo y los Señores del país, se dieron cuenta de que su salvación no provenía de la corte del rey. La bestia, parece que ya no había ganado tanto terreno como antes. En efecto, ella se fija en la región de las tres montañas: el Monte Mouchet, Monte Grand y el Monte Chauvet. Estos tres picos están separados por unos 15 kilómetros el uno del otro. Las medidas adoptadas son ineficaces. Pese a que las pequeñas batidas estuvieron bien organizadas, esto fue en vano. La Bestia continuó sus ataques durante todo el año 1766. Sin embargo, parece que su procedimiento había cambiado un poco, era menos audaz y más cautelosa. En cualquier caso, eso es lo que se encuentra escrito en varias cartas, como las del cura de Lorcières, canónigo de Ollier, dirigidas al administrador Étienne Lafont.

La Bestia de Chastel:

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Monumento en honor a Jean Chastel en su ciudad natal de La Besseyre-Saint-Mary)

A principios del año 1767, se siente una ligera pausa en los ataques. Pero en primavera de este mismo año, los ataques recrudecen. La gente entre tanta incertidumbre no hacer otra cosa más que rezar. Mientras tanto los peregrinajes se multiplican, principalmente hacia Notre Dame de Beaulieu y Notre Dame De Estours. Un hecho conocido sucedió a principios del mes de junio, según la leyenda, Jean Chastel hizo bendecir tres esferas, que luego fueron fundidas en medallas para el sombrero de la Virgen María.

El 18 de junio, se informa que el Marqués de Apcher, había visto un día anterior a la bestia cerca de las parroquias de Nozeyrolles y Desges. La víctima, Jeanne Bastide de 19 años en la ciudad de Lesbinières. ​ El marqués decide llevar a cabo un golpe en esta región, el monte Monte Mouchet en el bosque de la Ténazeire, el 19 de junio. Varios vecinos se ofrecen como voluntarios para acompañarlo, entre ellos Jean Chastel, un cazador de muy buena reputación.

El último caso fue encontrado en un lugar conocido como sogne d’Auvers, el animal fue visto en un cruce de caminos, y recibió un disparo en el hombro. Rápidamente, los perros del marqués llegaron para tomar a la bestia.

A partir del disparo, la leyenda​ conserva el discurso de Pierre Pourcher que ha estado en su familia por generaciones: «Cuando llegó la bestia, Chastel recitó las Letanías de la Virgen María, las recordó muy bien, pero por un sentimiento de compasión y confianza con la Madre de Dios, el termina sus oraciones luego cierra su libro, guarda sus lentes en su bolsillo y toma el arma y mata en un instante a la bestia».

Ocho días después de que Jean Chastel había destruido a la bestia, según varios testimonios, el 25 de junio, un lobo había sido visto, el cual fue asesinado por Jean Terrisse, cazador del monseñor de Tour d’Auvergne. Recibió cerca de 48 libras de gratificación.

La Bestia de Gévaudan, un críptido devorador de hombres

El destino de la Bestia:

La Bestia es llevada al castillo de Besque, en Charraix, residencia del Marqués de Apcher. El notario Marin establece un informe muy preciso de las dimensiones del animal. Lo acompañana el señor Boulanger, cirujano de Saugues, y sus hijos, junto con el médico​ de Agulhon de la Mothe. La Bestia es disecada por Boulanger y a su vez expuesta en el castillo de Besque. Al Marqués de Apcher no le molestaron los prodigiosos gastos hechos para recibir a la multitud que se dio cita para ver a la Bestia. Numerosos testimonios de víctimas atacadas también se inscribieron en el informe de Marin. La Bestia estuvo un largo tiempo en Besque (doce días​). El Marqués solicita a un sirviente llamado Gilbert que la lleve a Versalles para mostrársela al Rey. Enseguida, los escritos del cura Poucher confirman que Jean Chastel efectivamente fue de viaje. Mientras que, varios estudios durante el año 2010 a firman que el sirviente Gilbert efectivamente había llevado a la Bestia a París, pero no existen pruebas de que Chastel haya viajado igualmente.

Al llegar al castillo del rey, el animal estaba en un estado de putrefacción avanzado. Boulanger había sido el encargado de vaciar las entrañas y reemplazarlas con paja. El trayecto y el calor no favorecieron a la conservación del cuerpo. En el momento en que Chastel (o Gilbert) pidieron una entrevista con el rey para presentarle a la Bestia, esta petición fue cancelada debido al estado del animal. Es entonces cuando Georges-Louis Leclerc de Buffon en persona decide examinar a la Bestia y concluye que se trataba de un lobo de gran tamaño.​ Posteriormente, la Bestia es enterrada en un jardín del castillo sin nada para preservarla. No ha quedado rastro de lo que Buffon haya podido escribir sobre la bestia. En una reunión efectuada el 9 de septiembre, los estados particulares de Gévaudan otorgaron a Jean Castel una modesta recompensa por el valor de 72 libras.

 

 

 

FDO: ANTONIO CENIZA

photo_2020-01-27_07-56-02
mi-firma
photo_2019-11-15_11-27-24
 
 
 
 
 
 
PÁGINA WEB: ANTONIO CENIZA
photo_2020-01-21_22-22-10
PÁGINA WEB: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
74584423_2672196189506422_8818045042439487488_o
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS DE LAS NOCHES GALLEGAS PODCAST RADIO
photo_2019-11-15_19-27-45
PÁGINA FACEBOOK
BRUJERÍA.PARANORMAL.INVESTIGACIONES.MAR. B.P.I.M. 
photo_2019-11-15_11-28-23
PÁGINA FACEBOOK
MISTERIOS , LEYENDAS DE GALICIAY ASTURIAS
PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA:
PÁGINA FACEBOOK: LOBO BLANCO, MANU GENZOR FOTOGRAFÍA
PÁGINA FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO (G.I.M.G)
photo_2019-11-15_19-29-32
BLOG MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS:
photo_2019-11-15_11-28-43
BLOG: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA
photo_2020-01-22_09-39-11
BLOG BRUJERÍA PARANORMAL INVESTIGACIONES MAR
photo_2019-11-15_11-28-23
GRUPO DE FACEBOOK: MISTERIOS Y LEYENDAS 777:
photo_2019-11-15_11-28-04
GRUPO FACEBOOK: MARIN&MARIN INVESTIGACIONES Y LEYENDAS:
photo_2019-11-15_11-28-08
GRUPO FACEBOOK: VIVENCIAS DEL MAS ALLÁ MAR:
photo_2019-11-15_11-28-12
GRUPO DE FACEBOOK: LEYENDAS MISTERIOS Y VIVENCIAS DEL MÁS ALLÁ:
photo_2019-11-15_11-28-18
GRUPO FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO – G I M G
77287248_157239765662025_4409008422989594624_n
BLOG DE ANTONIO CENIZA:

https://supercurioso.com/

https://es.wikipedia.org/

https://pseudociencia.fandom.com/

https://lucesenlaoscuridad.es/

https://dmisterio.com/

https://infouno.cl/

https://mundooculto.es/

https://criptidos.fandom.com/

https://historiasymisterios.com/

https://sobreleyendas.com/