LEYENDA DE LA LAMPARA DEL REY MORO

Allá por el año 1571 españa era gobernada por Felipe II y la situación del mundo distaba de ser clara. El turco, el poderoso imperio otomano, en sus apetencias de dominación universal, intentaba avasallar a todos los pueblos de la tierra para imponer la religión de Mahoma y el emblema de la media luna. Pero un día, el pontífice romano advirtió a toda la cristiandad de la gravedad de la amenaza. Era preciso unirse por encima de pequeñas diferencias y levantar una barrera para salvar a Europa.

photo_2020-01-27_07-55-54

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

c-felipeii_0

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: FELIPE II)

 

 

El mensaje del papa lo recibió el rey Felipe II, que en aquel momento se encontraba junto a su hermano Juan de Austria.

-Decid a Su Santidad que Felipe de las Españas, soberano católico como lo fueron sus padres y sus abuelos, no flaqueará ante el deber y que España, la noble España, luchará contra el turco aunque tuviera que quedarse sola en el empeño -dijo el rey dirigiéndose al emisario papal.

-Vuestras palabras serán fielmente transmitidas a Su Santidad -repuso el mensajero pontificio.

Cuando se quedaron solos en la habitación, el rey habló con su hermano:

-Y ahora, Juan, decidme, ¿qué opináis del peligro turco? Os pido un consejo como siempre…

Don_Juan--644x362

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: DON JUAN DE AUSTRIA)

-Vuestras decisiones me parecen justas y sabias, pero… -replicó Juan de Austria, hermano del monarca, con acento preocupado.

-¿Hay alguna dificultad? Ah, ya sé, veo en vuestros ojos lo que vais a decirme. Estamos desangrados en mil combates; nos faltan hombres, barcos y dinero, y nuestros enemigos no son solamente los turcos…

-Sois en extremo perspicaz, Majestad. El cuadro que habéis descrito es exacto, aunque quizá sería conveniente añadirle aún otras pinceladas sombrías.

como-se-puede-llegar-a-ser-inmortal-la-victoria-inapelable-de-don-juan-de-austria

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: DON JUAN DE AUSTRIA)

 

-No hace falta. Sé que el rey de Francia nos odia, que el inglés sólo espera algún tropiezo nuestro para atacarnos. Pero a pesar de todo no podemos desoír las palabras del papa. El Imperio otomano quiere aniquilar Europa y nuestra santa religión. Me llaman el rey prudente, pero quizás ahora no pueda serlo. Hay que arriesgarse y derrotar a los turcos. Vos, Juan de Austria, seréis el jefe de nuestras fuerzas -exclamó el rey con ímpetu.

Felipe-II-de-los-Austrias-por-Tiziano_62_733x491-kUhH--620x349@abc

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: FELIPE II)

 

-Los Tercios y nuestra escuadra, Majestad, lucharán hasta la muerte y la victoria será vuestra -replicó el hermano del rey con el rostro encendido de entusiasmo.

Poco después de su nombramiento, don Juan de Austria, gran devoto de la Virgen negra, subió a Montserrat a postrarse a los pies de la Moreneta. Y allí, en el corazón de Cataluña, oró el valiente general de España.

-¡Señora! A vuestras plantas se halla este humilde y devoto hijo que os implora. El turco es fuerte, Señora, pero Vos lo sois más. No pido nada para mí. Os ofrezco mi vida si con ella nos dais la victoria. Señora, yo os prometo como ofrenda el primer trofeo que ganemos a los turcos.

La Virgen morena pareció dar su conformidad. Una sonrisa floreció en sus labios, mientras los ángeles del cielo y los escolanes de Montserrat fundían sus voces a coro para entonar un profético Virola¡, un Virola¡ que aún no había sido compuesto. Pero la canción flotaba en el aire impregnando las veneradas piedras, y un día un vate catalán, Jacinto Verdaguer, recogería las notas del ambiente místico para ofrecerlas a la Moreneta.

Don Juan de Austria, arrodillado, todavía creyó oír la melodía celestial del Virola¡, cantada por tantas generaciones futuras.

-Gracias, Señora, por el consuelo que me habéis dado. Contando con la ayuda de Dios haré todo cuanto esté en mi mano para vencer a los Turcos y evitar así el exterminio de la cristiandad.

ns-de-monserrat-bisns-de-monserrat-3

(FOTOGRAFÍAS SUPERIORES: VIRGEN NEGRA DE MONTSERRAT, MORENETA)

 

Poco después empezaron los preparativos para la guerra. Por todas partes reinaba una febril actividad. En el puerto de Barcelona se aprestaron las escuadras dispuestas a partir cuando Juan de Austria lo ordenase. Pero antes el rey Felipe habló con su hermano:

-¿Todo está dispuesto?

-Creo que se ha hecho todo cuanto podía hacerse, Majestad. Nuestras tropas no son muy numerosas, pero cada español vale por cinco turcos.

-Tened cuidado con la escuadra turca -interrumpió el rey. Actualmente es la flota más poderosa del mundo. Tendremos que ir a buscarles en su propio redil…

-Confío en nuestros bravos marinos y he recibido de ellos la solemne promesa de luchar hasta el último hombre. La escuadra española hará frente al enemigo…

Felipe el Prudente interrumpió con un gesto a su hermano.

-Partid, pues. Que Dios nos ayude a todos. España entera estará pendiente de la batalla.

A pesar de las promesas de don Juan de Austria y de la esperanza de Felipe II lo cierto es que el llamamiento del papa sólo había encontrado eco; aparte de España, en la República de Venecia. Por tanto, para contener el alud turco sólo había el ejército papal, el de Venecia y el de España.

Los primeros combates fueron favorables a los cristianos. Felipe II envió una escuadra a Malta que ayudó a los Caballeros de San Juan a defender la isla obligando a los turcos a retirarse. Después se recuperó la isla de los Gelves y el virrey de Nápoles, don García de Toledo, reconquistó el peñón de Vélez.

Mientras tanto, las dos escuadras enemigas, la cristiana y la turca, so aprestaban al combate decisivo que había de decidir la supremacía en todo el continente.

En la nave capitana, don Juan de Austria hablaba con un oficial a sus órdenes.

-Mi general, la escuadra turca ha debido refugiarse en algún puerto. Da la impresión que no quiere presentar combate -decía el oficial.

-Os engañáis. Los turcos son listos y quieren prepararnos una encerrona. Su escuadra es más numerosa que la nuestra. Lo que sucede es que desean luchar en sus propias costas y aniquilar todas nuestras fuerzas.

-¿Lo conseguirán, mi general?

-Creo que subestiman nuestra potencia -explicó don Juan de Austria. Nos creen débiles y esto les va a costar caro. Además, confío en el triunfo, pues una Virgen, allá en Montserrat, vigila todos los caminos…

ns-de-monserrat-1black_madonna_monserrat

(FOTOGRAFÍAS SUPERIORES: VIRGEN NEGRA DE MONTSERRAT, MORENETA)

 

-¿Os referís a la Moreneta, mi general? -preguntó el capitán.

-Sí, amigo mío. Le prometí llevarle el primer trofeo ganado a los turcos. Ella será nuestra guía y nuestra salvación.

En aquel momento uno de los vigías gritó:

-¡Barco enemigo a la vista!

-¡Bah! Sigue la persecución. Otro barco que huye sin presentar combate -exclamó el capitán. Tenéis razón, mi general. Los turcos quieren luchar en sus costas.

-Y allí les derrotaremos. No podrán evitarlo. ¡Adelante, pues; que todos los jefes de las fuerzas y todos nuestros aliados sepan la consigna desde este momento! ¡Adelante hasta la victoria, hasta que encontremos a la escuadra turca, esté donde esté, aunque se esconda en el último rincón de la tierra!

Las vibrantes y animosas palabras de don Juan de Austria habían calado hondo en los corazones de los soldados. Todos los que integraban la escuadra las conocían y las comentaban calurosamente.

-Da gusto ir con un jefe así. Don Juan de Austria es el soldado más valiente de Europa. Dicen que Su Majestad el rey Felipe quiso nombrarle general de la expedición a pesar de que los venecianos deseaban un caudillo suyo. ¿No me escucháis, Miguel de Cervantes?

lepanto5_2000x1394

-Sí, amigo mío, pero es tantá mi impaciencia que ya quisiera que el combate hubiera empezado.

-Me habían dicho que vos érais escritor -dijo el soldado que había hablado antes.

-He escrito algunas obras sin importancia, pero algún día quiero crear un personaje que sea la esencia del hombre español: desinteresado, generoso, valiente, noble, dispuesto a todas las hazañas; en fin, para que lo entendáis bien: un perfecto caballero andante.

Estas y otras conversaciones tenían lugar entre los soldados de España, todas ellas ensalzando la hombría de bien de don Juan de Austria. Mientras tanto los turcos esta vez se disponían al combate.

En la nave capitana de la armada turca, Alí bajá, su jefe supremo, observaba desde cubierta los movimientos de la escuadra enemiga.

-Estos cristianos se quieren pasar de listos. Su arrogancia les va a costar cara. ¿Sabéis quién les manda? -preguntó el turco.

-Don Juan de Austria, el hermano del rey Felipe de España, nuestro mortal enemigo -respondió el oficial de órdenes.

-Felipe de España ha sido el único que nos ha vencido en diversas ocasiones. Pero ahora nos desquitaremos de todas nuestras derrotas. Veo que se acercan más. Ahora disparan sus cañones. ¡Ilusos! Creen que somos cobardes porque hasta ahora hemos huido de ellos. Esta vez nos veremos las caras, Felipe de España.

img_quienes_eran_los_otomanos_descubrelo_aqui_2400_orig

-Nos hallamos en las costas de Lepanto, señor -exclamó el oficial. Éste es el sitio apropiado para la maniobra.

-Muy bien. Dentro de unas horas la escuadra cristiana dormirá en el fondo del mar y nadie podrá oponerse a nuestros ejércitos. Europa será turca y la media luna se paseará triunfante por todas las naciones cristianas.

-Espero vuestras órdenes, Alí bajá -exclamó el oficial.

-¡Que todos los barcos de la escuadra viren en redondo y que se preparen al combate! ¡Que las tripulaciones sepan que es una lucha sin cuartel y que tengan buen ánimo, pues la fuerza y el número están de nuestra parte! Nuestro grito de guerra ha de ser éste: ¡Alá es Dios y Mahoma su profeta!

Transmitidas las órdenes, los guerreros turcos, enardecidos por la proximidad de la victoria, corearon al unísono el grito bélico y religioso a la vez de «Alá es Dios y Mahoma su profeta».

Alí bajá seguía en sus pronósticos victoriosos adelantándose a los hechos que habrían de desmentirle.

-¡Lepanto! Este nombre será glorioso para la escuadra turca. Toda la fuerza de los cristianos será destruida en pocas horas.

El oficial de órdenes interrumpió el monólogo de Alí bajá.

-Vuestras órdenes han sido cumplidas. Los soldados arden en impaciencia y desean entrar en combate.

-Tenemos suerte. Temía que los cristianos huyeran creyendo que les tendíamos una trampa. Ahora lo veo bien. Su escuadra se prepara. Este don Juan de Austria es un temerario, ignora nuestra fuerza real. ¡Que se acerquen más los barcos y que disparen sus cañones!

img_batalla_de_lepanto_resumen_2206_orig

Las escuadras cristiana y turca se hallaban ya en aguas de Lepanto dispuestas a entablar el combate decisivo. Las proas de las naves surgen del humo de la pólvora y se aproximan tanto unas a otras que cada hombre ve la cara de su enemigo.

El valiente don Juan de Austria busca con ahínco la galera capitana de Alí bajá a pesar de hallarse en inferioridad numérica.

-La galera de Alí bajá ha iniciado el abordaje, mi general. Sólo podemos defendernos -exclamó uno de los ayudantes de don Juan de Austria.

-Pues bien, nos defenderemos hasta la muerte. Que vean los turcos como lucha un español.

A pesar de que todo inducía a creer en una victoria turca no flaqueaba el ánimo de don Juan de Austria que seguía animando a sus hombres.

-¡Mantened la esperanza, mis bravos camaradas! Todavía disponemos de otras galeras que puedan ayudarnos.

-Creo que habéis acertado, mi general -repuso el oficial ayudante. Marco Antonio Colonna y el marqués de Santa Cruz se acercan con sus barcos.

Así era, en efecto. Las galeras cristianas llegaban oportunamente en defensa de la nave capitana de don Juan de Austria. Los españoles cayeron como un torrente en la galera de Alí bajá. En pocos momentos se hicieron dueños de la situación. El mismo Alí bajá cayó muerto por una espada toledana.

14442343185921

Uno de los oficiales ofreció al general un trofeo de guerra que no era otra cosa que una farola o lámpara que Alí bajá tenía en su galera.

-Éste es nuestro primer trofeo y éste será el que llevaré a Montserrat como ofrenda a la Virgen. Ella ha sido nuestra salvadora. Y ahora otra vez a la lucha. La batalla no habrá terminado hasta que no quede ni una nave enemiga.

Siguió la lucha que terminó con la total derrota de los turcos. Fue el día 7 de octubre de 1571, una de las fechas más grandes de la historia universal.

Don Juan de Austria cumplió su promesa a la Virgen y con su trofeo, la lámpara del rey moro, se arrodilló a los pies de la Moreneta.

El príncipe español ofreció su trofeo a la Virgen en presencia de su séquito y de los monjes benedictinos.

14442344697228

La lámpara fue colocada en un sitio apropiado en medio de otras muchas. Los romeros montserratinos empezaron a familiarizarse con ella y la bautizaron con el nombre de «La lámpara del rey moro» con cuyo nombre se ha hecho famosa.

La farola turca tenía una rara estructura comparada con las demás lámparas votivas y al mismo tiempo la particularidad de estar siempre apagada mientras que las otras ardían perennemente. Esto contribuyó a preocupar a la gente devota que no se explicaba tal omisión. La musa literaria y la voz popular tejieron su leyenda intentando dar una explicación a la anomalía.

Los monjes de Montserrat colocaron la farola en su sitio, pero sin pretender encenderla. Decíase que era el símbolo de la derrota de la media luna y su trofeo no podía arder en la iglesia montserratina. Pero un día una horrible tempestad se abatió sobre Montserrat. El horrísono estampido de los truenos hacía retemblar el suelo al igual que las sacudidas de un terremoto. Monstruosas serpientes de fuego deslumbraban los espacios y el humo de cien volcanes emergía de los altos picos envolviendo a la montaña en negros y siniestros nubarrones. El pánico había hecho presa de todos cuantos contempla-ban el terrible espectáculo. Pero el temor llegó a lo inenarrable al contemplar a la luz de los relámpagos como una legión de demonios, provistos de enormes palancas, intentaba arrancar de su base una enorme peña, colocada frente al santuario con la diabólica intención de hacerla caer sobre la morada de la Virgen[1]. Asustados los monjes corrieron al templo a postrarse a los pies de la Soberana Señora.

Seguía la espantosa tormenta… El viento huracanado arrancaba los árboles de cuajo y un ruido horrible, producido por unos golpes secos y extraños, retumbaba por todo el recinto del santuario. Era el ruido que hacían los demonios con sus palancas intentando arrancar la piedra que destruiría el templo.

Entonces los monjes se apresuraron a encender todas las lámparas votivas, regalos de reyes y príncipes, y en la confusión también encendieron la lámpara del rey moro, que había permanecido siempre apagada. En aquel preciso instante se oyó de las alturas una voz que decía: «¡Apagad pronto la lámpara del moro, pues de lo contrario el mundo se hundirá!»

Los monjes y escolanes se apresuraron a obedecer y apagaron la lámpara entonando acto seguido la Salve con acompañamiento de órgano. El coro de aquellas voces atravesó las sagradas paredes y resonó por los espacios. Los demonios lanzaron un rugido de rabia al oír las celestiales melodías y se hundieron en los abismos del infierno.

Ésta es la tradición que se conserva de la farola del rey moro. El pueblo devoto la vio siempre apagada y así quería verla. Este trofeo llamó mucho la atención, y los romeros lo contemplaban con extraña curiosidad como si estuviera impregnado de misterios y pronósticos terroríficos.

FDO: ANTONIO CENIZA

 
photo_2020-01-27_07-56-02
mi-firma
photo_2019-11-15_11-27-24
 
 
 
 
 
 
PÁGINA WEB: ANTONIO CENIZA
photo_2020-01-21_22-22-10
PÁGINA WEB: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
74584423_2672196189506422_8818045042439487488_o
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS DE LAS NOCHES GALLEGAS PODCAST RADIO
photo_2019-11-15_19-27-45
PÁGINA FACEBOOK
BRUJERÍA.PARANORMAL.INVESTIGACIONES.MAR. B.P.I.M. 
photo_2019-11-15_11-28-23
PÁGINA FACEBOOK
MISTERIOS , LEYENDAS DE GALICIAY ASTURIAS
PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA:
PÁGINA FACEBOOK: LOBO BLANCO, MANU GENZOR FOTOGRAFÍA
PÁGINA FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO (G.I.M.G)
photo_2019-11-15_19-29-32
BLOG MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS:
photo_2019-11-15_11-28-43
BLOG: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA
photo_2020-01-22_09-39-11
BLOG BRUJERÍA PARANORMAL INVESTIGACIONES MAR
photo_2019-11-15_11-28-23
GRUPO DE FACEBOOK: MISTERIOS Y LEYENDAS 777:
photo_2019-11-15_11-28-04
GRUPO FACEBOOK: MARIN&MARIN INVESTIGACIONES Y LEYENDAS:
photo_2019-11-15_11-28-08
GRUPO FACEBOOK: VIVENCIAS DEL MAS ALLÁ MAR:
photo_2019-11-15_11-28-12
GRUPO DE FACEBOOK: LEYENDAS MISTERIOS Y VIVENCIAS DEL MÁS ALLÁ:
photo_2019-11-15_11-28-18
GRUPO FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO – G I M G
77287248_157239765662025_4409008422989594624_n
BLOG DE ANTONIO CENIZA:

http://tiocarlosproducciones02.blogspot.com/

https://books.google.es/

 

LEYENDA DEL GIGANTE ENCANTADO, LEYENDAS DE MONTSERRAT

El devoto viajero o curioso turista que visite Montserrat no puede por menos de admirar en la cumbre de San Jerónimo una enorme y espectacular mole de piedra, a la cual llaman la roca del «Gigante encantado».

photo_2020-01-27_07-55-54

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

Sobre esta roca existe una leyenda que vamos a contar seguidamente.

Era en los albores de la civilización cuando los hombres sólo disponían de cañas y hachas de piedra para defenderse y arrancar a la naturaleza sus secretos. Pero aquellas gentes humildes divisaban a lo lejos una montaña en extremo incitante. Les causaba asombro la exuberante vegetación de sus valles, las perspectivas de los sembrados y las enormes fogatas. Pero aquel acceso les era vedado: un caudaloso río invadeable y escarpadas peñas impedían que la misteriosa montaña fuera hollada por planta humana.

spot-the-climbers

Algunas veces, jóvenes animosos intentaban luchar contra todo lo que se oponía a sus proyectos.

-¡Levantemos pilares en el agua! Podremos formar un paso que nos permitirá franquear el río, y luego la montaña será nuestra -decía uno con voz enérgica.

-Tienes razón. En tal caso la montaña ya no será un misterio como es ahora -replicaba otro.

-Empecemos a trabajar ahora mismo -exclamó uno de los jóvenes que empezó a dar ejemplo con su propio trabajo.

Cinco días de agotadores esfuerzos necesitaron aquellos hombres para levantar los pilares, pero toda su actividad fue inútil.

Un día se desató un vendaval que empezó a destruir todos los pilares levantados a costa de ímprobos esfuerzos.

Pero lo que más aterrorizó a todos fue oír unas carcajadas que no parecían humanas.

-Han destruido los puentes.

-Tendremos que empezar de nuevo.

-¿Habéis oído?

-Sí, son risas que vienen de la montaña.

P3092459

Pasaron los años y los habitantes del valle continuaban con sus miradas fijas, casi obsesivas, en la montaña, a pesar de cuanto se contaba de ella, con la idea de escalar sus elevados riscos.

Pasó mucho tiempo, mucho… Ahora los habitantes del valle ya no se cubrían con pieles, sino con túnicas de lienzo. Ya no poseían cañas ni hachas de piedra, sino que utilizaban aperos de labor y arrancaban de la tierra los metales.

Al igual que sus antepasados intentaron también escalar la montaña, pero como ellos fracasaron. En una noche desaparecieron sus útiles de trabajo y quedaron deshechas las obras practicadas. La misteriosa montaña seguía inaccesible para todos los humanos.

El culpable de todos estos fracasos era un gigante que de tiempo inmemorial residía en la solitaria y apacible cordillera y que no deseaba ser molestado en su cómodo retiro.

-No podréis conseguir vuestro deseo, míseros mortales. La montaña es mía y continuará siéndolo por los siglos de los siglos -solía decir cada vez que destruía las obras de la gente del valle.

Pero el extraordinario poder del gigante sólo surtía su efecto en el misterio de la noche. Pobre de él si la luz de la mañana le encontraba fuera de su albergue…

Llegó un día en que en el valle se estableció un pueblo muy avanzado en las artes, que lo mismo elaboraba elementos de guerra que útiles aperos de labranza. Se constituyó, pues, en aquella factoría un pequeño núcleo de población con grandes elementos de riqueza. Acrecentóse el interés por la montaña y todos se dispusieron a acumular los medios precisos para conquistarla.

face4

Desde su retiro el gigante vislumbró tanta prosperidad que temió por su montaña. Tembló de coraje y se dispuso al ataque.

-Ahora sabréis quién soy yo. De todo este orgulloso pueblo no va a quedar piedra sobre piedra. Venceré como siempre he vencido -exclamó con voz altiva seguro de su fuerza.

Y el gigante empezó su labor destructora. Una terrible tempestad se abatió sobre el poblado y la sinfonía de las carcajadas del gigante helaba la sangre a toda la gente del valle. Era un espectáculo horrible aquella destrucción. El frenesí se apoderó del gigante por primera vez. Quería destruirlo todo, que no quedara nada en pie, y en ese empeño llegó a perder la serenidad. Su furor destructivo no le permitió controlar el tiempo. Se entretuvo demasiado esta vez y no advirtió que empezaba a clarear.

Entonces el gigante, agotado por el esfuerzo de una noche entera, exclamó con voz triste:

-Estoy cansado. No puedo más. No podré llegar a mi morada. Pronto va a salir el sol. Estoy perdido.

Y como justo castigo a su egoísmo de querer conservar la montaña para él solo, salió el primer rayo de sol que iluminó la cabeza del gigante.

-¡Oh! El sol ciega mi vista. Es más poderoso que yo; paraliza mis sentidos. ¿Por qué debo aceptar mi derrota? ¿Hasta cuándo?

Y entonces se oyó a lo lejos, como una respuesta, una atronadora voz que retumbó por aquellos cerros.

-¡Oh tú, enemigo del progreso! Permanecerás encantado hasta que el progreso te rescate.

El gigante quedó inmóvil. Montserrat contaba con una peña más: San Jerónimo.

179156_2d8ed945c5c54bf5adfa5987f13dbc7a~mv2

(FOTO SUPERIOR: La imagen es la pintura “El Genant encatnat” de Santiago Rusiñol)

 

Pasaron los años sin que para nada cambiara el solitario aspecto de aquellos cerros que jamás la planta humana había logrado pisar.

La humanidad seguía avanzando lentamente y al entrar en otro siglo la pétrea cabeza del gigante encantado tomó forma humana y entreabrió los labios para decir estas palabras:

-¡Señor! La humanidad ha progresado… ¿Llegué ya al término de la jornada?

-¡No! ¡No!

Y así pasaron cien años más. Estamos ya en el siglo IX. En la montaña de Montserrat se construyen castillos, baluartes defensivos de los cristianos; se arreglan senderos por los que transitan prelados y magnates y dos monasterios se elevan ufanos en aquellos desiertos.

El gigante encantado creía otra vez que había llegado la hora de su rescate definitivo.

-¡Señor, la humanidad ha progresado! ¿Llegué ya al término de la jornada?

Y como siempre, los ecos de las montañas repetian la misma desesperante respuesta negativa.

Los reyes visitaban Montserrat; los monasterios se transformaban en importantes conventos y numerosos peregrinos acudían a invocar a la Virgen.

-Ya tengo el progreso que me busca y me restituirá a la vida -musitaba el gigante.

Su pensamiento era vano y los años iban pasando. El gigante seguía con su tortura y con sus esperanzas. Pero en pleno siglo XX creyó por fin en su rescate. La concurrencia a la montaña era incesante. El inaccesible santuario resultaba ahora practicable por tierra y por aire. Sin embargo volvió a sufrir otra decepción que derrumbó sus ilusiones. En la cumbre de San Jerónimo continúa aún el gigante encantado esperando por los siglos de los siglos que un día el progreso le rescate.

FDO: ANTONIO CENIZA

photo_2020-01-27_07-56-02
mi-firma
photo_2019-11-15_11-27-24
PÁGINA WEB: ANTONIO CENIZA
photo_2020-01-21_22-22-10
PÁGINA WEB: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
74584423_2672196189506422_8818045042439487488_o
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS GALICIA G.I.M.G (GRUPO DE INVESTIGACIÓN)
PÁGINA FACEBOOK: MISTERIOS DE LAS NOCHES GALLEGAS PODCAST RADIO
photo_2019-11-15_19-27-45
PÁGINA FACEBOOK
BRUJERÍA.PARANORMAL.INVESTIGACIONES.MAR. B.P.I.M. 
photo_2019-11-15_11-28-23
PÁGINA FACEBOOK
MISTERIOS , LEYENDAS DE GALICIAY ASTURIAS
PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA:
PÁGINA FACEBOOK: LOBO BLANCO, MANU GENZOR FOTOGRAFÍA
PÁGINA FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO (G.I.M.G)
photo_2019-11-15_19-29-32
BLOG MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS:
photo_2019-11-15_11-28-43
BLOG: LEYENDAS DEL MUNDO CENIZA
photo_2020-01-22_09-39-11
BLOG BRUJERÍA PARANORMAL INVESTIGACIONES MAR
photo_2019-11-15_11-28-23
GRUPO DE FACEBOOK: MISTERIOS Y LEYENDAS 777:
photo_2019-11-15_11-28-04
GRUPO FACEBOOK: MARIN&MARIN INVESTIGACIONES Y LEYENDAS:
photo_2019-11-15_11-28-08
GRUPO FACEBOOK: VIVENCIAS DEL MAS ALLÁ MAR:
photo_2019-11-15_11-28-12
GRUPO DE FACEBOOK: LEYENDAS MISTERIOS Y VIVENCIAS DEL MÁS ALLÁ:
photo_2019-11-15_11-28-18
GRUPO FACEBOOK: EL MUNDO DEL MISTERIO – G I M G
77287248_157239765662025_4409008422989594624_n
BLOG DE ANTONIO CENIZA:

https://www.arqromerterapia.com/

https://catalina-elblogdecatalina.blogspot.com.es/

http://www.traveler.es/