LEYENDAS DEL CONVENTO DE SANTA ISABEL. (CÓRDOBA)

Existen diferentes leyendas asociadas al Convento de Santa Isabel.

Entre su patrimonio se cuenta que existe un imagen del Niño Jesús que antaño tuvo fama de milagroso: aquella persona justa que realizara su petición ante él, recibía una sonrisa en señal de asentimiento.

IMG_8978

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

 

 

Convento de Santa Isabel de los Angeles

 

También es más o menos milagrosa la aparición de la Cabeza de Jesús Crucificado. Según la leyenda, un marinero vio algo flotando a la deriva. Curioso, se acercó y lo recogió. Una vez hubo quitado los peces, descubrió la escultura, que trajo a Córdoba para ser donada a este convento.

Córdoba_-_Convento_de_Santa_Isabel_de_los_Ángeles_1

Una de las hermanas de la comunidad, llamada Sor Magdalena de la Cruz, tuvo fama de santa por los muchos milagros que se le atribuían, como el ver una procesión a través de los muros de la celda en que la enfermedad la mantenía encerrada, tantos, que se cuenta que el rey mandaba sus reliquias para que se las bendijera. Sin embargo nada tenía de bendita, o así lo afirmaron dos monjas que vieron entrar una noche a un joven apuesto en la habitación de la santa, y le oyeron decir “Así me tratas, cuando te he dado todo cuanto has pedido?”.

1116636_1

 

Con ello, no les quedó duda de que todos los prodigios procedían del demonio y no de Dios. La denunciaron al tribunal de la Inquisición y, tras días de tortura, acabó confesando sus tratos con el diablo. Debido al arrepentimiento que mostró, la sentenciaron a vivir el resto de su vida en un convento fuera de Córdoba, dónde cada día debía postrarse en el suelo y servir de alfombra a sus hermanas, a fin de mostrar cuan indigna era. 

 

También se cuenta, relacionado con este convento, la historia de dos hermanos huérfanos. La muchacha se enamoró de un joven. La relación no era posible, pues el joven era de clase inferior a ella, de modo que al enterarse su hermano, prohibió la relación. Mas la joven no atendía a razones por lo que su hermano la encerró en el convento para impedir que se vieran. Fue inútil: no sé sabe cómo pero los amantes consiguieron verse y trazaron un plan de fuga. La noche indicada, la joven huyó del convento junto a su amado. Enterado el hermano por un amigo, salió tras ellos, logrando alcanzarlos. A ella, sin mediar palabra, la mató allí mismo. A él, en cambio lo desarmó, y cuando el joven se disponía a recibir la muerte, vio con sorpresa como el caballero daba media vuelta. Ante semejante gesto, no pudo menos que preguntar el por qué, a lo que el otro contestó: Tú no has manchado mi honra.

FDO: ANTONIO CENIZA

IMG_8978

MI FIRMA

 

PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO:

https://www.facebook.com/ldmceniza777/

29314229_380083205827505_1018962088824930304_n

PÁGINA DE FACEBOOK:

MISTERIOS,LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS :

https://www.facebook.com/antonioceniza777/

22308953_181790562393047_2393111636206912244_n

 

 

BLOG LEYENDAS DEL MUNDO:

29314229_380083205827505_1018962088824930304_n

https://leyendasceniza.wordpress.com/

BLOG MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS:

20375765_105417966815224_4188609703792705285_n

https://misteriosleyendasdegaliciayasturias.wordpress.com/

 FUENTES:

 

LEYENDA DE LA CASA DEL DUENDE, TOLEDO

No muy lejano al Alcázar, frente a la Iglesia de San Miguel, en un barrio antaño dominado por Templarios, existe un caserón que conserva una gran cueva. “La casa del Duende” la llaman los toledanos… Tiene en su entrada dos columnas, y si tienes suerte y das con las personas adecuadas, podrás entrar a conocer sus secretos.

IMG_8978

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

8544800524_ded944fd3d

(FOTO SUPERIOR: Tinajas decoradas en la cueva de la “Casa del Duende”)

Hace años habitó en esta casa una bruja odiada por todos sus vecinos. Eran pocos los que se atrevían a pasear por las proximidades cuando el sol se ocultaba, pues estaban convencidos que en esta vieja casa se aparecía el Diablo cada noche para danzar con la vieja bruja y un grupo de acólitos que acudían a menudo tras las campanadas de medianoche.
Nunca nadie veía a la vieja bruja salir por el día, nadie le llevaba agua (no había azacán que se atreviera) y jamás alguien había coincidido con ella en mercado alguno. Los vecinos susurraban su nombre mientras comentaban con temor los golpes y alaridos que parecían provenir de las profundidades de la casa maldita. Sabían que algo terrible allí ocurría.

8544795306_5ae2b63a6b
Una negra y fría noche, cerca de las dos de la madrugada, cuando el último de los oscuros invitados salía de la casa y se hubieron cerrado todos los cerrojos de la pueta, dejando a la vieja bruja en el interior, de repente una llamarada inmensa apareció de la nada envolviendo en fuego todo el edificio. Nadie sabe cómo pudo ocurrir.
Los vecinos, aterrados por el incendio acudieron portando baldes con agua temiendo que se extendiera por todo el barrio, pero atónitos quedaron cuando las llamas sólo devoraron rápidamente la casa de la bruja, sin saltar a las casas vecinas, escuchando los terribles alaridos y maldiciones que ésta pronunciaba desde el interior, mientras el fuego consumía todo rápidamente, incluyendo a la Bruja.
El incendio se extinguió sólo en poco tiempo, sin intervención de ningún vecino que seguían mirando atónitos frente a la puerta. En pocos minutos sólo quedó en pie la fachada de la casa, con las dos columnas. Todo el interior quedó arrasado por el fuego. Tan sólo alguien observó una diferencia: ahora en las columnas habían aparecido esculpidas dos lamparillas, que ahí siguen.
Tras hacerse cargo el vecindario del solar, pues nadie lo reclamó, fue vendido, y con los años, al limpiar todo, descubrieron de nuevo el acceso a la cueva que había tras la casa del Duende y en parte bajo todo el barrio.

Curiosamente hoy se puede visitar… ¿Te atreves?

Visitas a “La Casa del Duende”. Pulsa aquí.

 

FDO: ANTONIO CENIZA

IMG_8978

MI FIRMA

PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO:

https://www.facebook.com/ldmceniza777/

29314229_380083205827505_1018962088824930304_n

 

FUENTES:

https://www.leyendasdetoledo.com/casa-duende-toledo/

https://www.rutasdetoledo.es/

http://leyendasytradiciones.blogspot.com/

LEYENDAS DEL PUENTE DEL DIABLO, MARTORELL

Según cuenta la leyenda, el puente del diablo de la población de Martorell, en la provincia de Barcelona, fue construido en el siglo I o II después de Jesucristo. Poco queda ya actualmente del antiguo puente que según algunos pertenece al mismo período y orden arquitectónico que el arco de Bará de Tarragona, aunque su forma sea más sencilla.

 

1280px-Pont_romà_(Martorell_i_Castellbisbal)_-_21

 

(FOTO SUPERIOR: Vista del puente con el Arco Triunfal a la izquierda)

Cuenta la tradición que en tiempos remotos iba todas las tardes una anciana a buscar agua a la fuente del Eudo, en la orilla del Llobregat opuesta a Martorell. Pero un día el río se llevó el puente y la anciana no tuvo más remedio que mojarse para ir por agua.

Cansada ya de tantos viajes por el mismo procedimiento, la anciana expresó un deseo en alta voz:

-¿Quién sería capaz de construir un puente para esta pobre anciana que tiene que mojarse para ir por agua?

Entonces apareció el diablo y le propuso un convenio.

-He escuchado tu petición y estoy dispuesto a complacerte. Me comprometo a levantar un puente, pero con la condición de llevarme al primero que pase por él.

La anciana lo estuvo pensando un momento y luego aceptó. El diablo se frotó las manos satisfecho. El alma de aquella buena anciana sería suya. Pero no contaba con su astucia.

 

ESTE

 

(FOTO SUPERIOR: El Puente del Diablo visto desde la Sierra de las Torretas)

Al día siguiente el puente estaba terminado y la buena mujer se disponía a emprender su tarea de todos los días, es decir, ir por agua. El diablo estaba esperando impaciente; la anciana iba a atravesar el puente, pero antes de hacerlo hizo marchar delante a un gato negro. El diablo se había olvidado de indicar que tenía que ser hombre o mujer el primero que pasase por el puente. De esta forma tuvo que aceptar quedarse con el gato y la anciana ya no se mojó más.

1280px-Charles_Clifford_-_Catalonia_-_Devil's_Bridge,_Martorell_-_Google_Art_Project

(FOTO SUPERIOR: El Puente del Diablo en una foto de Charles Clifford c. 1860-61)

Pero no acaban aquí las leyendas sobre el puente del diablo. Podemos contar una entre muchas. Dice así:

En épocas muy lejanas había en Martorell, como en muchas poblaciones de Cataluña, los llamados hostals, establecimientos donde acudían a comer, beber y dormir gente de muy diversa laya, entre ellos carreteros y mercaderes. Los huéspedes disfrutaban de un amplio comedor, con habitaciones limpias, trato amable, comida abundante y establos bien ventilados para la caballería.

800px-Puente_del_Diablo,_Martorell,_Catalonia,_Spain._Pic_03

(FOTO SUPERIOR: Vista fontal del puente)

Uno de los más famosos fue el hostal de la Liebre, situado al lado mismo del puente.

La dueña de este hostal era una mujer llamada Coloma, viuda del anterior propietario. Era una mujer muy trabajadora y atenta y el negocio marchaba viento en popa.

Coincidió la celebración de una feria de productos agrícolas con una terrible tempestad. Los mercaderes y sus carros se vieron sorprendidos y tuvieron que hacer alto en el hostal de la Liebre. Por suerte, Coloma pudo atender a todos, que al fin se conformaron con pasar la noche allí aun a riesgo de perder el negocio que les esperaba en la feria. Pero hubo un hombre que no se conformó y no quiso ocupar la habitación que Coloma le reservaba. Solo en el comedor no hacía más que gritar y quejarse de su mala suerte y del dinero que iba a perder si no podía participar en la feria.

spain

Este hombre, que se quejaba con tanta insistencia mientras los demás compañeros suyos se conformaban con su suerte, se llamaba Zacarías y era una mala persona. Ni siquiera se acordó de Dios en sus lamentos y claro está acudió el diablo a complacerle.

-¿Quién eres tú? -preguntó Zacarías.

-Soy el diablo. ¿No me has llamado?

-Sí, te he llamado. Pero no pensé que vinieras…

-Los diablos somos muy complacientes en determinadas circunstancias.

-¿Y qué quieres? -preguntó Zacarías como olvidando que era él el que pedía.

-Necesitas algo, ¿verdad? -dijo el diablo con astuta sonrisa.

-Es verdad, necesito algo. ¿Podrás tú hacerlo?

-Todo lo que quieras lo haré por ti y por tu alma -repuso el diablo.

-Si eres un diablo de verdad podrás reconstruir el puente y hacer cesar el temporal. Así yo podré ir a la feria con mis animales y no perderé dinero.

-Lo que has pedido ya lo tienes concedido de antemano. Y a cambio ¿qué me das tú?

-Lo que pidas siempre que yo esté conforme -dijo Zacarías.

-Se ve que eres un buen negociante.

-Sí, claro. A mí nadie me engaña, ni el diablo.

-Pues te pido el alma y todo el dinero del primero que atraviese el puente. Zacarías estuvo pensativo unos momentos. Como buen negociante medía el pro y el contra del asunto.

-Acepto -dijo finalmente Zacarías.

-Cuando cante el gallo puedes salir tranquilamente hacia la feria.

-De acuerdo. Así lo haré.

La visión desapareció y Zacarías quedó solo otra vez.

puente-diablo-martorell

A la madrugada cantó el gallo. Zacarías abrió la puerta del hostal y pudo ver que el puente estaba reconstruido y el día era apacible. Había cesado la tormenta. Entonces avisó a todos los otros mercaderes aunque sin explicarles nada de lo sucedido la noche anterior. Cuando vieron el puente reconstruido todos quedaron espantados, menos Zacarías que se dispuso a atravesar el puente. Pero el hombre había estado pensando lo que tenía que hacer. Había cogido del hostal un gato negro, magnífico ejemplar muy apreciado por Coloma, y antes de pasar dio un garrotazo al gato. Huyó el félido y atravesó el puente de punta a punta. El diablo tuvo que contentarse con el animal del cual nunca más se supo a pesar de las activas gestiones practicadas por orden de Coloma.

1322457481-2

Zacarías y los demás mercaderes pudieron pasar el puente sin ningún tropiezo y llegar a la feria donde todos hicieron buenos negocios.

Pero Zacarías encontró al diablo otra vez. Éste le dijo indignado:

-Yo cumplí el compromiso y tú me engañaste con el gato. Esta me la vas a pagar. Sabrás quien soy yo.

-Nada puedes hacer. Me atuve al compromiso y has perdido la partida.

Y según cuenta la leyenda aquello sirvió de lección a Zacarías. De codicioso que era, y falta de escrúpulos se convirtió en una buena persona. Se dio cuenta de lo cerca que había estado de caer en las garras del demonio y se arrepintió de sus acciones pasadas.

La dueña del hostal estaba muy enfadada con él por haberse llevado su gato negro, pero Zacarías le pidió excusas y la indemnizó largamente. A partir de entonces hizo obras de caridad y fue un católico practicante, amigo del prójimo. Pero como él contó a Coloma todo lo sucedido, y la mujer se fue de la lengua, pronto todo el mundo supo lo del diablo y desde entonces el puente que se llamaba de San Bartolomé pasó a llamarse Puente del diablo.

FDO: ANTONIO CENIZA

MI FIRMA

FUENTES:

https://www.rutasconhistoria.es/

http://www.lomography.es/

http://artigoo.com/

http://marabse.blogspot.com.es/

http://tierra-leyendas.blogspot.com/

“EL BRINCO DEL DIABLO” LEYENDA MEXICANA

leyenda-brinco-del-diablo-guanajuato

 

Abasolo está situado en la falda norte de la llamada sierra de Huanimaro, donde se eleva un promontorio rocoso conocido originalmente como el cerro de los tres picachos.

Los vecinos se acostumbraron a realizar paseos a un pequeño valle que se encuentra detrás de tres picachos en la sierra. Aquella vez era el 13 de septiembre en el año de 1933. Los lugareños iban rumbo al cerro, cuando de repente al ir subiendo la cuesta varios de ellos vieron extrañados como sobre el cerro se arremolinaban unas gruesas nubes, que soltaron un gran torrente de agua acompañado de un viento huracanado que los detuvo a todos, el horizonte no era más que oscuridad, que se iluminaba con enormes rayos que partían el cielo en dos.

Gracias a la luz de esos rayos, los pobladores observaron con extrañeza a un hombre vestido con un traje elegante, brincaba tranquilamente de un picacho a otro. Al ver aquella escena todos corrieron de vuelta al pueblo, llegando hasta la casa del señor cura, detrás de la iglesia. Los desesperados gritos hicieron salir al sacerdote, todos le explicaban a la vez lo sucedido. El cura los envió a su casa con la promesa de que el hecho seria investigado después de pasada la tormenta.

índice

Al día siguiente despertaron al párroco muy temprano, entre las conversaciones uno de los pobladores propone hacer dos cruces, para ponerlas en cada picacho, una vez armadas son bendecidas por el párroco y se van rumbo al cerro de los tres picachos. Cuando hacían los agujeros para clavar la cruz, la tormenta volvió, los hombres muertos de miedo, se negaban a continuar pero son obligados por el cura, hasta terminar su misión. Terminan el primer agujero, ponen la cruz y la rocían con agua bendita, diciendo sus oraciones, se van al otro picacho, donde al poner la segunda cruz, un terrible grito que viene desde debajo de la tierra, ocasionó un temblor desprendiendo gigantescas rocas, que rodaron hasta el pueblo, pero antes de llegar a él las rocas se detienen, la lluvia y el viento desaparece y las nubes dejan el paso a un brillante sol.

25755416

Para dar gracias a Dios por los favores recibidos celebran la santa misa en ese lugar. Entre los murmullos de la gente, había quienes decían, que aquel hombre de traje era el Diablo, pues un humano jamás pudo haber saltado tal distancia de un picacho a otro.

 

226de53c2b51ef9e7d81be67a894c6029870fb44_00

A partir de ese entonces, dichos picachos que se levantan en el lado sur de Cuitzeo de Abasolo son rebautizados con el nombre del “Brinco del Diablo”. Y las dos cruces se elevan airosas en la punta de cada picacho. Estas cruces deben permanecer ahí para evitar que el Diablo regrese a saltar entre los picachos.

 

FDO: ANTONIO CENIZA

MI FIRMA

FUENTES:

http://notus.com.mx/

https://abasologuanajuato.wordpress.com/

http://labanderanoticias.com/